Extirpación o quema de lunar

Extirpación o quema de lunar – Los lunares y los acrocordones son lesiones muy comunes en la mayoría de las personas. Los primeros son crecimientos en la piel compuestos por células que producen color (pigmento) y los acrocordones son pequeños trozos blandos de piel que sobresalen en un tallo delgado. Suelen aparecer en el cuello, las axilas, la parte superior del tronco y los pliegues del cuerpo.

Se pueden remover mediante procedimientos médicos que se ajustan según el tipo de lunar o lesión.

  • Extirpación: Se puede realizar mediante un bisturí o con tijeras quirúrgicas. Algunos lunares o lesiones se pueden cortar a ras de piel. Otros pueden tener células que se extienden hasta debajo de la piel, por lo que el médico debe realizar un corte más profundo para extraer el lunar entero y evitar que vuelva a crecer. Este corte puede requerir puntos de sutura.
  • Quema de lunar o de lesiones benignas: se puede realizar por medio de láser Fotona o bien de dispositivo especial que genera una corriente eléctrica que calienta la superficie del lunar. Este es ideal para lunares superficiales.

Puede hacer una cita de valoración gratuita, donde valorarán su caso y le indicarán el método más eficaz, según su diagnóstico.

Vela Esthetics.